12 marzo 2017

OPORTO 4 dias

Del 24 al 28 de Marzo 2016

Dia 1

Un viaje a tierras lusitanas en Oporto la segunda ciudad mas grande de  Portugal.



Día 1  Toro a Oporto

      Cogimos el coche desde Madrid dirección a Oporto. Durante el trayecto decidimos hacer una parada en Toro ciudad declarada de interés turístico y conjunto monumental histórico-artístico y de origen celta.
        Desde Madrid a Toro tardamos 2:30h.

      Paramos durante un par de horas y visitamos la Colegiata de Santa María la mayorla torre del reloj ubicada en el recinto amurallado de Toro y que tardo 19 años en construirse y el alcázar un recinto amurallado que estaba en reconstrucción.





      Una vez visitado la ciudad y probado tranquilamente un vino típico de la zona en un bar cerca del la plaza del ayuntamiento cogimos nuevamente el coche en dirección a Oporto.

      Después hicimos otra parada en Amarante un pueblo de Portugal. Visitamos el puente y el convento de San Gonzalo y paseamos por el pueblo que es bonito.




      Desde aquí a Oporto nos quedaban 1:15h aproximadamente y como ya era hora de comer, nos hicimos unos bocatas y nos lo comimos sentados en un banco antes de salir.

      Nada mas llegar fuimos a buscar nuestro alojamiento el hostal sky donde estaríamos dos noches en un habitación 8 camas litera. Un hostal cómodo y limpio con baño compartido y cerca del centro. Estuvimos cómodos a pesar del inconveniente que tienen los albergues al compartir habitación con mas personas.

      Dejamos la mochila y fuimos a visitar la ciudad.
      Visitamos la iglesia San ildefonso de estilo barroco con su fachada decorada en azulejo azul como todas las iglesias y monumentos de Oporto. La entrada es gratuita y el horario de 9:30 a 19:00 de lunes a viernes.


      También fuimos a ver el famoso puente de San Luis I que permanece iluminado por la noche dando un toque bonito y misterioso. Esta construido sobre el río Duero y forma parte del Centro Histórico de Oporto declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tiene 385m de longitud y 62 metros de altura en su parte mas alta.


      Cerca del puente de San Luis I en el muelle la Ribeira declarado Patrimonio de la humanidad por la Unesco hay una especie de paseo marítimo pero en vez cerca del mar esta cerca del río Duero. Esta lleno de terrazas y bares con mucho ambiente y decidimos cenar allí. También se encuentra el ascensor que sube a la zona alta.



      El funicular se llama Dos guindaes, el viaje cuesta 2€ por persona y el trayecto es muy corto. No merece la pena pero si quieres evitar la gran escalinata que hay es recomendable.

      Después dimos otra vuelta para pasear y ver la ribera iluminada con esos barquitos "rabelos", unos barquitos de madera construidos originariamente para el transporte de los toneles de vino. También fuimos hacia la Praça Do Cubo o plaza de los cubos  un punto muy famoso de reunión donde hay muchos bares y locales de ocio.



      Y  nos fuimos al alojamiento que estábamos cansados del viaje.

Dia 2

Día 2 Oporto



        Nos levantamos pronto y  tomamos un buen desayuno para coger fuerzas.
      Fuimos hacia la avenida de los aliados, una amplia avenida donde se encuentra llena de bares, alojamientos y también el ayuntamiento.






      Andando por la avenida llegamos hasta la plaza de la libertad la plaza mas importante de Oporto. Cerca esta la torre de los clérigos con 76 metros de altura y 200 escalones de subida. La entrada a la iglesia es gratuita pero subir a la torre cuesta 3€ y visitamos solo la iglesia. Abre todos los días de 9:00 a 19:00.





      Como estábamos cerca de la librería lello fuimos a visitarla por fuera porque no teníamos intención de pagar 3€ que vale la entrada. Es conocida por sus estanterías de madera y su escalera con escalones de color rojo y por haber salido escenario de películas de Harry potter.




      En la calle rua Santa Catarina se ubica la capilla de las almas una iglesia con una fachada de azulejos en color azul y piedra ennegrecida por el tiempo.






      Desde la calle san joao descansamos y observamos las buenas vistas de todo Oporto.

      Seguimos caminando hasta el mercado Ferreira Borges ubicado junto al palacio de la bolsa, un mercado que no vende carne ni pescado, pero si conserva su estructura de hierro rojo con la que en su día fue un mercado. Ahora es  un club nocturno el Hard club donde se organiza conciertos y esta declarado edificio de interés publico. El horario es de domingo a jueves de 11:00 a 00:00 y viernes a sábados de 11:00 a 4:00 y cierra los lunes.






      Vimos la cartelera de los conciertos y pensábamos en ir a un concierto de metal el sábado.
Descansamos allí un poco porque tienen mesas y unos puff en el suelo. Aunque era del club no nos dijeron nada y de echo mucha gente se sentaba sin consumir.




      Nos dirigimos después hacia la otra parte del río Duero atravesando el puente San Luis I por la parte mas alta donde pasa el tranvía y también pueden pasar peatones. En la parte mas baja del puente pasan los vehículos y también peatones. Da cierto vértigo pasar por el ya que si te asomas imponen sus 62 metros de altura pero nada se circula sin problemas.






      Después de aquí nos fuimos a comer.
Cogimos el tranvía Nº1  que hace el trayecto desde el centro hasta el Jardim do passeio Alegre para ir a ver la costa de foz do douro donde una parte se une el río duero con el océano atlántico. El billete vale 2,50€ y circula de 8:00 a 20:55.

      Una vez llegamos a la costa compramos unas castañas en un puesto que había allí cerca de la costa y estaban malisimas llenas de gusanos tuvimos que tirarlas todas.

      La playa esta muy sucia y claro aunque en estas fechas no hacia tiempo para un bañito   pero si para pasear aunque estuviera nublado.




      Para cenar fuimos a un restaurante en la calle rua dos caldeireiros, una zona donde existen varios restaurantes de todo tipo de comida. Pedimos varias tostas, una de pollo y estaban muy buenas. El sitio era muy pequeño pero tranquilo.

      De vuelta al hotel tuvimos la suerte de escuchar un fado en un sitio donde había puestos de joyas y artesanía y cantaban gratuitamente para los visitantes.

Un día muy completo y ya tocaba descansar.



Día 3 Guimaraes y Oporto


      Hoy dejariamos el coche aparcado en Oporto rezando un poco porque estuviera sano y salvado cuando volviéramos.
      Cogimos el tren sobre las 10 en dirección a Guimaraes una ciudad declarada patrimonio mundial en el 2001. Tardamos en llegar una 1:15h y el billete cuesta 3,15€.




      Fuimos a ver el castillo que se puede ver por dentro gratis aunque subir al torreón cuesta 1,50€. El lunes esta cerrado y de martes a domingo el horario es de 9:30 a 18:15.



      Desde aquí andamos por la calle rua de santa maría, una calle estrecha muy bonita con  arcos a nuestro paso para llegar hasta la plaza largo de oliveira la plaza mas importante de guimaraes. Esta plaza esta llena de terrazas y edificios muy bonitos de estilo medieval de piedra y madera.

      Callejeamos un poco por calles mas decadentes con un estilo curioso que deja de lado el turismo.

      Después decidimos ya volver hacia el tren pasando por las avenidas Largo de Toural, alameda San Damaso y largo de la República de Brasil. Son avenidas ajardinadas muy bonitas llenas de vidas por sus calles, bares, terrazas y con edificios muy bonitos de estilo portugués decorados muchos con azulejos azules.
 

      Al final de la avenida largo de la República de Brasil nos topamos con la iglesia de nuestra Señora de Consolación o San Gualter patrón de la ciudad. Esta iglesia es de estilo barroco y fue un monasterio. La entrada es gratuita de lunes a sábado de 7:30 a 17:00.

      Una vez que llegamos a Oporto nos fuimos directo a la barrio
de la Ribeira para pasear por la zona y cenar en un restaurante de por allí. Cenamos una brocheta de pulpo al horno con gambas que estaba muy rico y bacalao en salsa verde muy típico de Portugal.

      Después fuimos a un concierto de metal al mercado Ferreira Borges. El grupo no era conocido pero estuvo bien. Nos costo la entrada 10€ mas un cd de regalo de sus canciones.

      Y ya acabado el concierto nos fuimos al albergue. Fue un día muy completo.

Día 4 Oporto

      Hoy no madrugamos mucho ya que como nos acostamos tarde decidimos levantarnos un poco mas tarde de lo habitual.


      Nos alejamos un poco de la zona del centro para visitar otra parte de Oporto y alejarnos también del mogollón de turistas que visitan el centro.




       Después visitamos la catedral de la Sé construida en la parte más alta, es el edificio religioso más importante de la ciudad y se encuentra cerca de la muralla primitiva. Horario de visita :  Desde abril hasta octubre: de 9:00 a 12:30 y de 14:30 a 19:00 horas (claustro de 9:00 a 18:30).  Desde noviembre hasta marzo: de 9:00 a 12:30 (claustro a 12:15) y de 14:30 a 18:00 horas (claustro a 17:30). Los domingos y festivos religiosos el claustro sólo abre por la tarde. Precio : Catedral: Entrada gratuita. Claustro: 3€. Esta situada en la calle Terreiro da Se.






     Subimos por la avenida Dom afonso Henriques hasta la estación de tren sao Bento. La estación es muy bonita porque a la entrada de este las paredes están representadas por escenas antiguas de guerra y de vida cotidiana de Oporto. Todo esta echo con azulejos de color azul y blanco y también se halla un gran arco con una vidriera y un reloj.

      Desde aquí subimos hacia la avenida de los aliados, pasamos por la plaza Trinidad y seguimos andando para seguir viendo la ciudad e buscando un sitio para comer.
 
      Queríamos encontrar una pizzeria ya que como habíamos probado ya la gastronomía portuguesa decidimos ir a comer una pizza que siempre nos gusta.

      Miramos por internet varios sitios pero estaban cerrados igual por ser Domingo cosa rara ya que esto en España no pasa.

      Al final andando y alejándonos mas del centro dimos con un restaurante muy bueno en la calle bonjardim.
El sitio se llama Ginjal Porto, desde fuera aparentemente parece algo cutre mas que nada porque no parece un restaurante. Nada mas entrar solo se ve una barra donde dan pizzas rápidas para llevar, pero como era tarde ya queríamos comer y nos daba un poco igual casi cualquier sitio.





      Nuestra sorpresa fue que al entrar nos dijeron que si queríamos mesa y nos subieron a la planta de arriba que  estaba muy bien. Era un salón con mesas de mantel muy bonito y muy limpio un buen restaurante. Tenia un servicio muy atento y el sitio era muy tranquilo para comer.

      Al final pedimos dos pizzas, una diavola de salami picante, que era muy picante la verdad y otra de chorizo con aceitunas negra, cebolla y esta era menos picante. Lo acompañamos con una cervecita fresquita y la comida resulto muy buena. Muy recomendable el sitio. El horario es de Martes a Domingo de 12:00 a 23:00.

      En todos los restaurantes y en muchos bares os ofrecerán con la bebida aperitivos como aceitunas u otras cosas pero esto no es gratuito si lo probáis os lo cobraran. Nosotros como ya lo sabíamos no probamos ninguno así que no sabemos lo  que cobran.

      Después cogimos el metro y nos fuimos a la zona de las bodegas.



      Para usar el metro tienes que comprar la tarjeta andante, la puedes coger allí mismo. La tarjeta vale 0.50€ y el billete 1,20€ y solo vale para un persona. Con esta tarjeta puedes recargar los siguientes trayecto del metro. Existe también una tarjeta 24h y 72 h.

      La bodega mas famosa es Sandeman aunque existe muchas otras. Se puede contratar un guia para visitar la bodega pero también puedes ir por tu cuenta. El precio de la entrada son 6€. De marzo a octubre: de 10:00 a 12:30 y de 14:00 a 18:00 horas todos los días.De noviembre a febrero: de 09:30 a 12:30 y de 14:00 a 17:30 horas todos los días.




      Nosotros al final no visitamos ninguna solo recorrimos la zona. Se nos hizo tarde y ya volvimos para cenar esta vez en el hotel ya hoy dormiríamos en el hotel residencial nova estrela da noite que costaba muy barata  8 € la noche.  Así que compramos cena en un super y descansamos y cenamos en la habitación. El hotel es muy antiguo pero la habitación  y el baño esta bien aunque el colchón malisimo es de muelles y se te clavan en el cuerpo.

      Mañana partiríamos dirección  a Madrid. Las carreteras de Portugal tienen un sistema de pago electrónico automático para peajes.
Consultar aquí antes de salir a la carretera y evitar un posible multa.
http://www.portugaltolls.com/es/web/portal-deportagens/home

Día 5  Ciudad Rodrigo - Madrid



De regreso a Madrid hicimos una parada en Ciudad Rodrigo una ciudad amurallada y declarada Conjunto histórico artístico. Visitamos la Catedral y el Ayuntamiento.









Nos acercamos para ver la capilla Cerralbo.





 Y ya para Madrid.
Este había sido otro buen viaje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.